lunes, 25 de abril de 2016

Nuevos capítulos de "Antes del Solsticio": El Heredero + Will


He aquí dos capítulos nuevos de mi próximo trabajo a publicar Antes Del Solsticio, que es la segunda novela corta de la trilogía Antes, que a su vez es la precuela de la saga Crónicas de Luz y Oscuridad. Estos capítulos narran hechos desarrollados posteriormente a los descritos en el volumen anterior, Antes Del Solsticio. Así que si no han leído aún la primera parte, es recomendable no iniciar la historia con los que se muestra a continuación.


El capítulo dos, titulado El heredero, estará expuesto únicamente en la pestaña Solsticio, que podrás visitar pinchando aquí.



Ahora, para ustedes, el capítulo tres:

Will

Will estaba entusiasmado por mostrarle a Ben el magnífico hallazgo que había descubierto en conjunto con Rupert. Pero Ben se mostraba distante, siempre perdía la vista en la nada. Como si algo le faltara, algo que formaba parte de él y ya no estaba. Will apenas conoció a Margarette Treddaway. Era una muchachita de trece años la última vez que la vio. Quizás, en todo este tiempo haya cambiado un montón, pero Will podía advertir en los marrones ojos de su amigo el reflejo de una muchachita con cabellos dorados y rostro grácil.
  —¿Dejarás de pensar en ella en algún momento? —le había preguntado.
  —Nunca.
  Will frunció el ceño y bajó la mirada a los antiguos pergaminos que estaba dispuesto en la mesa ante él. Percibió que Ben lo estaba mirando con ojos distantes, así que alzó la vista de nuevo.
  —¿Qué? —preguntó con una sonrisa.
  —¿Dejas de pensar en Marie en algún momento? —Ben le sostuvo la mirada.
  —No es algo de lo que estoy muy orgulloso —respondió—. Pero, a veces, sólo existe esto para mí. —Will le dedicó una mirada triste a la estancia central de la biblioteca, a todos las repisas; los libros—. Nada más.
  —Eso es aún más triste, Will.
  —Eso no quiere decir que la ame menos —reparó Will—. Amo a Marie, a Ben, al travieso Jeremiah, y a la pequeña Lucy. Son parte de mí… y…
  —Margarette también es parte de mí. —Ben pestañeó como si estuviera despertando de un mal sueño—. Pero tienes razón, debo olvidarme de ella por un momento. Estoy aquí, en River Town, por vuestra carta. Por todo esto. —Señaló los pergaminos—. Desde que llegué a este lugar supe que tus palabras en el papel tenían razón: hay algo especial aquí.
  —Rupert y yo creímos que fue en las tierras de River Town donde la luz y la oscuridad se encontraron por primera vez —explicó Will—. Encontramos páginas perdidas de los antiguos libros del origen. Formamos hipótesis sobre lo que eso podría implicar, a través del antiquísimo libro de las Luces del Horizonte.
  —Hace mucho que no releo las Luces de Horizonte. —Ben tenía el ceño fruncido y la vista fija en los pergaminos—. Stephen es el prosélito más acertado en todo el libro. Sólo a él lo recuerdo. También al prosélito Martin; él en conjunto con Stephen dieron comprensión al poder creciente de la magia blanca y negra… Frank y Phill estudiaron conmigo alguna de las páginas de las Luces, y Phill concluyó que Martin había descubierto, de alguna manera, el gran poder que pudiera surgir combinando la luz y la oscuridad…
  Will se aclaró la garganta.
  —¿De alguna manera? —murmuró—. La luz y la oscuridad no se pueden combinar, sólo se encuentran y se rozan; no se mezclan. La muerte es el único resultado que eso conlleva...

Lee el capítulo completo exclusivamente por Wattpad.